viernes, 13 de noviembre de 2015

EL DISCOPLAY

 
Poco más de un mes sin escribir algo en el Atico... La verdad es que es mucho tiempo.
Bueno, pues nada, que aquí vengo a recordar alguna que otra cosilla. Resulta que hoy en casa, en una conversación, he recordado el famoso BID, o como le decíamos nosotros; "El Discoplay".


Yo no recuerdo el año en que lo ví por primera vez; pero si que cada mes lo ojeaba cuando mi amigo Carmelo Otero o Jose Miguel Marín lo recibían en sus casas.
Quizás hoy el formato e incluso el sistema parezca una tontería; pero para los que lo disfrutamos era "lo más".

Recordar la época del DISCOPLAY es volver a sentir el tacto de aquel catalogo que nos abría la puerta a un mundo de música e imágenes. Diríase que "devorábamos" las portadas o caratulas de los nuevos lp`s que nuestros grupos/solistas favoritos sacaban al mercado... Aquello era fantástico; títulos y colores se fusionaban en verdaderas obras de arte en aquellas portadas, y lograban captar nuestra atención con un solo vistazo. Además luego, si te comprabas aquel disco, ya era la "releche".

No todo el mundo podía desplazarse a comprar discos a otros pueblos y/o ciudades; aunque hay que recordar que durante algún tiempo contámos en Riotinto con la tienda de discos de Luis Matamoros.

 
 
En aquellos primeros números del BID podíamos encontrar discos, las famosas "chapas" ( que adornaban las chupas vaqueras), cintas de casset ( o casettes), regalos, laveros, camisetas,posters etc,etc...
 
 
En   www.rosaspage.com  he encontrado unas palabras que definen muy bien el discoplay. Dice así:
 
"Nacida a principios de los años ochenta, concretamente en 1982, Discoplay y su boletín BID (Boletín Informativo Discoplay) era una de las principales compañías de venta por correo de España y probablemente la número uno en lo que hace referencia a venta de música a distancia. Básicamente se centraba en vender álbumes de música ya sea en vinilo, cassette, discos compactos, DVD musicales y un sinfín de artículos más como camisetas, libros, etc…

El funcionamiento era bastante sencillo, pues una vez se recibía el boletín al cual mediante amigos o familiares uno se había suscrito, se seleccionaba el material a comprar, se rellenaba una hoja de pedido y se enviaba mediante correo.

A principios del 2008 Discoplay enviaría una nota a sus clientes notificando el cese de las actividades, que a pesar de anunciarse transitoria se convirtió en cierre indefinido, bajando sus puertas tanto la web como la tienda que tenía la empresa en Madrid, vendiendo como liquidación sus existencias en unos porcentajes que oscilaban entre el 50 y 90 % del precio habitual marcado."
 
En definitiva; DISCOPLAY nos trajo la oportunidad de disfrutar de la buena música a precios razonables en una época en que no había EBAY ni emule ni nada de lo que tenemos ahora...
 
Y para cerrar este post, acordándome de aquellos críos que se pasaban de mano en mano el arrugado BID de aquel mes, os dejo este enlace que estoy seguro que os traera muy buenos recuerdos. Este enlace os llevara a un archivo ( de carácter informativo, no busquéis la cesta de comprar...jejejeje) que recoge el mítico BID desde 1.982 hasta el 2005. Si quereis daros una vueltecita por el sitio, pinchad en esta foto del BID de NOVIEMBRE de 1.985... Ya me diréis que tal...
 
http://www.archivodocumentaldiscoplay.info/page/e2.php

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario