domingo, 23 de enero de 2011

José Mora, un concertista de guitarra que obtuvo éxitos en el extranjero. (Año 1.924)

EDITADO EN HUELVA INFORMACION POR D. JOSE LUIS DOMINGUEZ EL Viernes 24 de Noviembre de 2000

Con el título “Jugadores que emigran” escribe el 5 de septiembre “La Provincia” el siguiente artículo que hoy nos parece un poco ridículo, pero que está de rabiosa actualidad, alcanzando ya cifras astronómicas:
“El profesionalismo en el fútbol ha llegado a tomar en la actualidad proporciones escandalosas, viéndose con frecuencia el cambio de colores, desde las primeras figuras que llegaron a la meta del éxito con sus indiscutibles cualidades físicas, hasta los infelices aficionados mediocres, que contagiados de esa ola de relumbrón, también intentan emanciparse, posponiendo su moralidad a unas tristes pesetas que compensan sus vanos e inútiles esfuerzos en los campos de juego, lugar donde debe brillar el espíritu del que practica el ejercicio como sport, no como un medio de vida vulgar de profesión, con lo cual se tergiversa, se adultera y se ridiculiza la verdadera causa deportiva.

Antiguos equipiers de nuestro Real Club Recreativo lo abandonan por jugar en distintos equipos forasteros, los que justiprecian su valor en el juego, como pudieran hacerlo con unas babuchas más o menos baratas. Váyanse si es su deseo o negocio, que siempre tendrán el remordimiento que se han portado mal con la sociedad que los inició en el deporte y más tarde los hizo notables jugadores y de cuya desinteresada educación deportiva se aprovechan, para entregarse a las agrupaciones mercantiles. R.B.”.
Como consecuencia de este éxodo de futbolistas, el Recreativo de Huelva se ve obligado a buscar refuerzos en otros equipos de la propia capital y de la provincia, y de ésta no podía ser otro sitio que en Riotinto, por lo que se incorporan al club decano sus jugadores más destacados: Gregorio Chaparro y Luís Reyes. Este último pasó después al Sevilla F.C.

Adentrándonos en el tema de la cultura diremos que en octubre de este año giró visita de inspección a las escuelas nacionales y privadas de la compañía de Río Tinto, el delegado gubernamental del partido de Valverde, comandante Ramón Neuville, quién salió altamente satisfecho del estado de la enseñanza en que se hallan los niños, alabando mucho a los maestros, sin reservas, y elogiando la higiene, orden y sistema pedagógico en general que ha podido apreciar en dichos centros, informa el periódico.
En las escuelas de la compañía de Río Tinto tuvo ocasión de presenciar los ejercicios que realizaron los “exploradores” que integran las “tropas”de Riotinto, dirigidos por los profesores don Juan Bonaño y don Enrique Ramírez, maniobrando a las órdenes de don Orencio Rivas en la explanada de Mesa Pinos, realizando los “exploradores” prácticas de semáforos, con banderas a larga distancia, trasmitiendo a los puestos el siguiente mensaje: “Exploradores Tropa Riotinto dedican cordial saludo a S.M. el Rey”.

Tropa de exploradores de Riotinto que maniobraban a las órdenes de don Orencio Rivas.

Los niños y profesores fueron muy felicitados por el comandante Neuville y les dirigió un patriótico discurso, aletándoles a proseguir con su labor con el entusiasmo y fe que hoy les alienta, terminándose el acto con !Vivas! al Rey, a España, al delegado y al alcalde y también a sus profesores. El delegado gubernativo
expresó vivos deseos de ser invitado al acto solemne de la jura de la bandera que se dice será en breve. - Corresponsal”.

El 24 de diciembre dedica “La Provincia” unas líneas al eminente concertista de guitarra clásica, hijo de Riotinto, José Mora Romero, de quien dice entre otras cosas “que el “amateur” del dulce instrumento español, tan difícil para la interpretación de la música clásica, se ha lanzado por una “tourné” por Andalucía, ensayo del viaje artístico que proyecta realizar por el extranjero.
En Cádiz, en el salón Quirell y Centro Mercantil, en el Centro Católico Obrero de Jerez, en cuantas poblaciones hizo conocer sus aptitudes excepcionales, obtuvo un éxito clamoroso y unánime”.

Confesamos nuestra sorpresa en el primer concierto “Segovia” a que asistimos en Sevilla ante el resultado. No podíamos suponer que la guitarra, instrumento pobre de sonido, débil y poco a propósito para conciertos de estas alturas, como viene a decir muy bien el distinguido crítico de arte del “Diario de Cádiz”, pudiera ser adaptable, a fuerza de inspiración del ejecutante, a la justa interpretación de las obras maestras.
La melancólica guitarra flamenca, !Oh la sublime voluptuosidad ensoñadora del cante jondo! ha arrumbado por unos instantes sus rasgueos y su gritos de pasión acariciadora y martirizante, para en éxtasis elevado y solemne dejar entrever con dulzura infinita el alma de Schumant... He aquí unas ligeras notas de impresión artística acerca de un gran músico comprovinciano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario